Mi tercer hijo, mi tercera cesárea

Tercera cesárea tercer hijo

Tercera cesárea tercer hijo

Mi tercer hijo, mi tercera cesárea

Al mes de celebrar el primer año de vida de Lia (mi segunda hija), me entero por sorpresa de que voy a ser madre por tercera vez. Si si, totalmente por sorpresa porque en mis planes no estaba el volver a ser madre y menos teniendo a la segunda tan pequeña, pero la vida a veces es caprichosa y te hace estos regalos ;)

Yo había retomado mi rutina de ir al gimnasio y hacía poco que había empezado a salir por las mañanas a correr con una amiga. Quedabamos a las 7 de la mañana y yo me sentía muy cansada, pero pensaba que era normal ya que mi pequeña aún tomaba pecho por las noches, además los madrugones no están hechos para mi :P Hasta que uno de los días al ir llegando a casa me entró náuseas y eso me extrañó, porque eso no me suele pasar. Pensé que podría ser de sobreesfuerzo aunque era muy raro y se lo comenté a mi pareja. Él me dijo muy confiado:
estás embarazada seguro, llevas unos días muy rara
anda ya!! le contesté yo. Como iba a estar embarazada no puede ser, pensé.

Mi cabeza iba pensando: pues ahora que me lo dices, tengo una falta de regla, me molestan algunos olores y lo de la náusea... Hoy mismo me hago la prueba!

Ese día despues del trabajo me vinieron a recoger el papá con las niñas, paramos en una farmacia para comprar el predictor y subí a casa para poder hacerme la prueba. Ellos mientras esperaban en el coche a que yo bajara y ver todos el resultado. Yo les prometí que no iba a mirar y que descubriríamos todos a la vez el resultado.

Cuando entré en el coche les dije:
si salen dos rayas es que sí y si sale una es que no, preparados?.
Saco el predicto y zas! dos rallitas :O mi cara de asombro y las risas de ellos celebrándolo, yo no me lo podía creer.
EZPZ Comprar Online
Pues bien, empieza el proceso de ir a médicos, visitas, analitícas y todas las pruebas que conlleva un embarazo. Reconozco que me costó asimilarlo, pero poco a poco me iba haciendo a la idea. A veces de la faena con la peque ni me acordaba que estaba embarazada.

Aún recuerdo la visita en la que me dijeron que iba a tener a mi tecer hijo por cesárea si o si. Me quedé un poco mal, ya que me hacía ilusión haber podido vivir la experiéncia de tener un hijo por parto natural. En ese momento empecé a investigar sobre si un tercer parto tenía que ser cesárea, teniendo dos anteriores, porque una amiga me comentó que podía ser.

Encuentro varios blogs, grupos y personas que me comentan que no tiene que ser así, que tenía posibilidad de poder tener a mi hijo mediante un parto natural. Y despues de leer toda la información y hacerme una pequeña ilusión porque eso podía pasar, al llegar a la siguiene consulta con mi matrona, se lo comento y es entonces cuando esa pequeña ilusión se va al explicarme que no puede ser, que ellos no se van a arriesgar a que pueda tener cualquier problema por intentar que sea un parto natural. Que si quería podía mirar algún centro en los que apoyaran esa idea o tenerlo en casa.

Pero no, no me iba a arriesgar a que me pudiera pasar algo. Ya que en mi caso tengo bebés muy grandes y siempre me han hecho cesárea porque no podía tenerlos naturales. Así que iba a ser un riesgo inecesareo. Todas las chicas que leí tuvieron niños con un peso de 2.500kg  a 3.000kg y los míos son de 4 para arriba.

El pensar que me iban a hacer una cesárea tenía pánico, porque con la mayor aparte de que era muy jovencita me dejaron pasar 9 horas de parto para acabar siendo cesárea y tener que dormirme entera y perderme ese momento de nuestro primer encuentro. Con la segunda otras 15 horas para terminar en cesárea, con las dos lo pasé bastante mal, notaba mas de la cuenta el malestar de la operación. Esta vez, tenía que pasar por la misma operación pero sin tener que pasar por las molestias de contracciones ya que era una cesárea programada.

Después de pasar un excelente embarazo, sin molestias, ni malestares, ni nada, este embarazo llegaba a su fin.

Llegó el día, era Jueves día 2 de Febrero (como elegimos en una consulta), a las 8 y media de la mañana me presentaba yo con mis maletas en el hospital dispuesta a convertirme en madre por tercera vez.
EZPZ Comprar Online
Cuando llegó el momento, tuve que enfrentarme yo sola y muerta de miedo, aunque fue la mejor cesárea de las tres. Me molestó que no dejaran entrar a mi pareja para que me acompañara en un momento que creo que es nuestro, el nacimiento de nuestro hijo, pues alguien del equipo médico que me iba a atender no estaría de acuerdo con que el papá entrara conmigo. A cambio, la anestesista me dijo que me cogería el móvil y que ella misma me haría las fotos para recordar ese momento y que el papá pudiera verlo.

A pesar de tener que enfrentarme de nuevo a otra operación en soledad, ese momento se convertiría en uno de los más importantes de mi vida!
EZPZ Comprar Online
EZPZ Comprar Online
EZPZ Comprar Online
Al poco tiempo de entrar en quirófano (creo que fueron unos 15 minutos) escucho un llanto, un llanto de una personita tan indefensa y que acaba de nacer de mí! Yo, que no me puedo aguantar me uno a su llanto, de la emoción que me da saber que ya lo voy a tener en mis brazos!
Y esta es mi foto favorita, en la que se aprecia los besos que le daba para calmar su llanto. Es tan increíble el vínculo que tenemos que lo conseguía, y entre su llanto y mis lágrimas nacía ese amor infinito por un hijo❤
Tercera cesárea tercer hijo
EZPZ Comprar Online
Si os ha servido de ayuda os animo a que lo compartan o me sigas en cualquier de mis redes sociales:
Facebook
Twitter
Instagram